martes, 13 de diciembre de 2011

CIENCIAS SOCIALES 2º TEMA 5

ACTIVIDADES PARA 2º ESO TEMA 5

1º LEE LOS SIGUIENTES TEXTOS Y REALIZA LAS PREGUNTAS:

¿Por qué se necesitarón las fortificaciones y castillos en nuestra Región?

Las Fortificaciones de la Costa, ¿a quienes querian proteger y de quienes?

Describe las principales partes de una Torre defensiva

Nombra al menos cinco Castillos y describelos.

¿Dónde se solian localizar los Castillos?


CASTILLOS Y FORTALEZAS MILITARES EN MURCIA
(texto y fotografias de Murcia Digital)



La estratégica situación de la actual Región de Murcia condicionó desde tiempos remotos el desarrollo de un hábitat fortificado muy característico. Ya de época antigua datan diferentes restos arqueológicos que denotan la necesidad humana de la defensa de un lugar específico.
Conforme se desarrollaban las sociedades, los enemigos fueron haciéndose más numerosos, más variados, y más poderosos. Y mayores eran los intereses que salvaguardar.
Por las espléndidas características de su puerto y su importante situación en el Mediterráneo Occidental, en Cartagena encontraremos hoy singulares muestras de las fortificaciones a lo largo de la Historia.
Pero no será solo la ciudad portuaria. El resto de la Región de Murcia es una tierra de castillos. Su configuración fronteriza durante la Edad Media fue la causa por la que hoy podemos encontrar en el interior murciano numerosas evidencias de espacios fortificados en mejor o peor estado de conservación, que evocan una época peligrosa, insegura, salpicada de batallas y escaramuzas entre cristianos y musulmanes. Lorca, Monteagudo, Caravaca o Moratalla poseen excepcionales fortalezas. Otros castillos llevaron mucho peor el transcurso del tiempo, pero también por esta razón tienen un lugar relevante en el patrimonio histórico regional.
La última frontera fue la marítima. Dio como resultado, a partir del siglo XVI, la construcción de una serie de torres enclavadas en determinados lugares del litoral, destinadas principalmente a la protección de pescadores, embarcaciones y sus artes, en unos espacios marítimos amenazados constantemente por la piratería berberisca. La Azohía y Cope demuestran hoy la dura vida en la costa del antiguo reino de Murcia durante la Edad Moderna

Las torres, en la arquitectura militar, eran un elemento imprescindible para el flanqueo de las murallas antes de la aparición de la pólvora. Las torres solían tener varios pisos practicables levantados sobre otro macizado, y su terraza estaba almenada para proteger mejor al soldado de las armas arrojadizas.
Cuando la torre, en una fortaleza, aparece construida de mayor tamaño que el resto y exenta del recinto amurallado, se puede convertir en una torre del homenaje. Ésta se constituía como un símbolo de poder sobre todo el espacio al que dominaba desde las alturas, y era el último bastión donde resistir un ataque.
Con la aparición de la artillería, las torres desaparecieron de la muralla, transformándose en baluartes. Pero su arquitectura se adaptó bien a la acción de la pólvora en emplazamientos exentos en la costa, donde la acción de su cañón disuadía del desembarco enemigo en algún punto concreto.
Torre de Cope Águilas
Torre Chichar de Aledo Aledo
Torre del Obispo Alguazas
Torre de Gañuelas Alhama de Murcia
Torre de los Templarios Caravaca
Torre de Mata Caravaca
Torre de la Azohía Cartagena
Torre Rubia Cartagena
Muralla de Carlos III Cartagena
Muralla Púnica Cartagena
Torre del Moro Cartagena
Fortaleza del Mayorazgo de Ascoy Cieza
Torre Vieja o Castillo de los Moros Fortuna
Torre del Rico Jumilla
La Torrecilla Lorca
Torre de Mena Lorca
Muralla de Molina de Segura Molina de Segura
Torre o Ermita Vieja de la Puebla Mula
Torre de la Puebla de Mula Mula
Molino del Batán Murcia
Portazgo Inferior Murcia
Torre Alcayna de Churra Murcia
Torre del Esparragal Puerto Lumbreras



La Muralla de Carlos III

Torre de Cope
Región de Murcia Digital

Torre del moro en Cuesta Blanca

Torre de Santa Elena














LOS CASTILLOS


Los castillos se construían en un punto geográfico elegido por su fácil defensa natural (en lo alto de un cerro, por ejemplo) y en un enclave significativo, definido por ejercer un control estratégico sobre el territorio (fuentes cercanas, importantes vías de comunicación, etc.), se excavaba una zanja perimetral alrededor del asentamiento. La tierra extraída, colocada inmediatamente junto al surco, había generado el ancestral sistema que combinaba foso y muro.
Conforme fue desarrollándose la tecnología a lo largo de la historia, las fortalezas fueron haciéndose más complejas. Durante la Edad Media los sistemas de amurallamiento vivieron su esplendor antes de la generalización del uso de la pólvora en la artillería. Las fortalezas medievales combinaban perfectamente dos elementos arquitectónicos imprescindibles en los grandes castillos: el muro y la torre.
La aparición de la pólvora en los campos de batalla, y su generalización en los territorios europeos hacia los años finales del siglo XV, cambió considerablemente un sistema defensivo usado durante centurias. El poder destructor de los proyectiles lanzados desde cañones llevó a los maestros constructores y a los ingenieros militares a reducir la altura de las murallas, ofreciendo así menor blanco a los artilleros, así como al engrosamiento de los muros para resistir mejor el impacto de las balas.
El fin de la arquitectura abaluartada vendría paralelo al desarrollo tecnológico que supusieron las revoluciones industriales del siglo XIX.
Castillo de Abanilla Abanilla
Castillo de San Juan de las Águilas Águilas
Castillo de Chuecos Águilas
Castillo de Albudeite Albudeite
Castillo de Aledo Aledo
Castillo de Alhama Alhama
Castillo de Archena Archena
Castillo de Blanca Blanca
Castillo de Castellar de Bullas Bullas
Castillo de San Juan de Calasparra Calasparra
Castillo de Caravaca de la Cruz Caravaca de la Cruz
Castillo de los Poyos de Celda Caravaca de la Cruz
Castillo de la Concepción Cartagena
Fuerte de Galeras Cartagena
Fuerte de Navidad Cartagena
Fuerte de la Atalaya Cartagena
Castillo de Alquipir de Cehegín Cehegín
Castillo de Cieza Cieza
Castillico de las Peñas Fortuna
Castillo de Jumilla Jumilla
Castillo de Librilla Librilla
Castillo de Lorca Lorca
Castillo de Aguaderas Lorca
Castillo de Amir Lorca
Castillo de Luchena Lorca
Castillo de Tirieza Lorca
Castillo de Xiquena Lorca
Castillo de Felí Lorca
Castillo de los Vélez Mazarrón
Castillo de Calentín Mazarrón
Castillo-Fortaleza de Moratalla Moratalla
Castillo de Benizar Moratalla
Castillo de Priego Moratalla
La Fortaleza de la Familia Fajardo Mula
Castillo de Alcalá Mula
Castillo de Monteagudo Murcia
Castillejo de Monteagudo Murcia
Castillo de la Asomada Murcia
Castillo de Larache Murcia
Castillo de Tabala Murcia
Castillo de Santa Catalina del Monte o Verdolay Murcia
Castillo del Portazgo Superior Murcia
Castillo del Cabezo de Torres Murcia
Castillo de Cabezo del Moro, Murcia
Castillo de Pliego Pliego
Castillo de las Paleras Pliego
Castillo de Nogalte Puerto Lumbreras
Castillo de los Peñascales Ricote
Castillo de Yecla Yecla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada